Seguramente, alguna vez te comentaron sobre las desventajas del uno de aparatos electrónicos antes de dormir o el daño que pueden causar solo tenerlos en la habitación donde duermes. Pero, ¿qué efectos reales tienen? Y, más importante, ¿las pantallas LED publicitarias también son dañinas? Los efectos de las pantallas provienen de la luz azul que emiten, por eso te invitamos a conocerla un poco más.  

¿Qué es la luz azul? 

Las luz azul, grosso modo, es el resultado de la unión de los RGB que conforman la luz LED. Anteriormente, las bombillas ahorradoras o incandescentes desprendían luz y calor, incluso era posible recibir de ellas ciertas vibraciones que afectaban la calidad de la visión y la convivencia. Años más tarde y con el desarrollo de la tecnología LED, las bombillas homólogas, disminuye el calor y las vibraciones, pero aumenta la emisión de luz y, específicamente, la luz azul. 

¿Cuáles son las consecuencias de la luz azul? 

Diversos estudios científicos han arrojado ciertas consecuencias de la exposición a la luz azul, sin embargo, su nivel de eficiencia energética y luminosidad es tal, que sería difícil retirar las pantallas y bombillas LED del mercado. Las pantallas LED, en televisores, monitores y laptops, tienen algunas consecuencias en tu salud que vale la pena recalcar.  

  • Pueden alterar el ritmo circadiano, es decir, el ciclo del sueño, al exponerse a ella en las últimas 4 horas antes de irte a la cama.  
  • Provoca irritación o inflamación en los ojos. 
  • Nos mantiene despiertos y centrados. 
  • En otras personas puede causar el efecto contrario, fatiga ocular y estrés visual. 

¿Es posible que esta luz afecte desde las pantallas publicitarias? 

No han sido pocas las veces que se han recibido quejas por exceso de luminosidad en pantallas publicitarias, pero en zonas altamente concurridas y con vallas publicitarias gigantes. Las pantallas LED para publicidad digital no son en realidad una fuente extrema de exposición a la luz azul. Además, el período de estancia frente a una no suele superar un minuto.  

En el caso de las pantallas para publicidad, la luz azul ha hecho que adquieran un valor mayor, pues su nivel de brillo, luminosidad y resolución rebasan a los soportes publicitarios precedentes y, por lo tanto, son mejor recibidos ante el público. El impacto que generan es mucho mayor y las imágenes se proyectan con mejor calidad. Por eso, las pantallas LED proyectan luz azul, pero sus efectos son mínimos comparados con los de dispositivos más pequeños y más cercanos diariamente a la vida humana. 

Conclusiones 

La luz azul ha demostrado tener efectos dañinos para la salud. Sin embargo, en pantallas LED, debido a que la exposición es corta, no se considera que queden afectados los transeúntes. En realidad, esta es una excelente forma y soporte para llevar la publicidad de un negocio, orientar, informar y entretener a clientes actuales y potenciales. Por tanto, no hay una relación directa o negativa entre el uso de estas pantallas y tu público. Vive junto a ellos la magia de la tecnología LED.